4 recetas naturales para tener “manos de seda”

Tener unas manos y unas uñas preciosas hablan mucho de una mujer. Las hace lucir más femenina, elegante y cuidadosa de su estética.

No obstante, también los cuidados cotidianos evitan la sequedad, la descamación y las futuras arrugas.

En este artículo te ofrecemos las mejores recetas naturales para tener “manos de seda”.

Manos de seda: suaves y hermosas

Son la parte del cuerpo que más se resiente, porque están presentes en la mayoría de nuestras actividades cotidianas.

Muchas veces no nos tomamos el tiempo para cuidar nuestras manos y no recordamos que son las que más sufren por las inclemencias del tiempo, el trabajo, los quehaceres domésticos, etc.

Recomendaciones para cuidar las manos

Si deseas tener unas verdaderas manos de seda que sean tu orgullo y la admiración de los demás ten en cuenta los siguientes consejos:

Aplicar crema con factor de protección

Nos preocupamos de ponernos protector solar en el rostro o en los hombros pero no en las manos y eso es un error fatal.

Los rayos UV destruyen el colágeno en todo el cuerpo, sin distinción.

Así, unas de las principales afectadas son quienes te ayudan en todas tus actividades. Una exposición excesiva provoca manchas, arrugas y falta de elasticidad.

Usar guantes al hacer los quehaceres domésticos

Los artículos de limpieza convencionales (detergentes, lejía, etc.) tienen una gran cantidad de químicos muy agresivos para tu piel.

No dudes en ponerte guantes cuando laves los platos, los pisos o el baño. Tus manos y tus uñas te lo agradecerán.

Usar cremas hidratantes

Por lo menos deberías aplicarlas cuando te vas a la cama por las noches. Si tienes la posibilidad de llevar una crema hidratante en el bolso no sería mala idea.

Así, cada vez que sientes las manos resecas, te puedes poner un poco (recuerda que la piel tiene que estar bien limpia y seca).

Proteger del clima

No solo en verano por los rayos ultravioletas, sino también en invierno, por el frío, el viento y la humedad en el ambiente.

Ponte guantes bien abrigados para salir a la calle y trata de no pasar de un lugar con calefacción a otro con bajas temperaturas.

Exfoliar una vez por semana

Puedes aprovechar el sábado o el domingo para convertir tu casa en un spa y mimarte un poco.

La exfoliación de la piel es fundamental para retirar células muertas que no permiten una renovación de la dermis.

Ese puede ser uno de los motivos por los cuales tus manos siempre están secas.

Recetas para tener manos de seda

Son muchos los factores que pueden afectar la belleza de nuestras manos y uñas. Por eso merece la pena cuidarlas, aunque sea una vez a la semana, haciendo algún tratamiento intensivo.

No es necesario que gastes mucho dinero en salones de belleza, ya que existen remedios naturales para mantenerlas suaves y jóvenes.

Exfoliante de azúcar y miel

Ambos ingredientes tienen propiedades más que interesantes para la piel ya que actúan como exfoliantes que remueven las impurezas.

Si tienes la dermis muy sensible te recomendamos que los movimientos sean lo más suaves posible.

Ingredientes

3 cucharadas de miel (75 g)

2 cucharadas de azúcar (20 g)

4 gotas de jugo de limón

Preparación

 

En un recipiente coloca la miel y el azúcar.

Agrega el limón y remueve bien.

Lava las manos y, a continuación, aplica mediante masajes.

Deja actuar 15 minutos y enjuaga con agua tibia

Crema de patata, miel y leche

Hidratará la piel de tus manos de manera instantánea. Esta crema es mucho más eficaz que cualquiera de las que puedes conseguir en el mercado.

Lo mejor de todo es que la puedes preparar en unos minutos con productos que seguro tienes en casa.

Ingredientes

1 patata

2 cucharadas de miel (50 g)

2 cucharadas de leche (20 ml)

Preparación

Pela la patata y córtala en cubos.

Cocina con agua hasta que quede tierna (como para hacer puré).

Filtra y echa en un recipiente junto a la miel y la leche a temperatura ambiente.

Pisa bien y mezcla hasta forma una crema.

Espera a que se enfríe (puedes meterla en la nevera unos minutos).

Aplica sobre las manos previamente lavadas y deja actuar 15 minutos.

Enjuaga con agua fría o tibia.

Exfoliante de azúcar y aceite

Otra receta para tener manos de seda que emplea elementos presentes en nuestra cocina. En este caso combinamos la acción exfoliante del azúcar con la suavizante del aceite.

Ingredientes

1 cucharada de aceite de oliva (16 g)

2 cucharadas de azúcar (20 g)

Preparación

 

En un recipiente coloca el azúcar y echa el aceite de oliva a temperatura ambiente.

Mezcla bien hasta obtener una especie de crema arenosa. Puedes echar más aceite si lo crees conveniente.

Aplica en las manos con movimientos circulares y, tras 10 minutos, enjuaga con agua tibia.

Crema de rosas, miel y aceite

Aunque esta preparación necesite dos semanas de macerado para tenerla lista, merece la pena la espera (mientras tanto puedes usar otras recetas naturales).

Una vez lista, se conserva sin problemas en la nevera para emplearla cuando lo necesites.

Ingredientes

1 puñado de pétalos de rosas rojas

La cáscara de 1 limón

1 taza de aceite de oliva (200 g)

Preparación

En un frasco de vidrio con tapa hermética colocar los pétalos de rosa lavados.

Agregar la cáscara de limón cortada en trocitos.

Echa el aceite hasta el borde y tapa. Deja macerar durante 15 días y cuela.

Para usar, embebe un algodón en el aceite y aplica sobre las manos.

loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *