¿Cómo combatir el cáncer de matriz?

 

Es importante que fortalezcamos nuestras células para hacer frente al cáncer de matriz. Debemos eliminar todos aquellos alimentos que nos intoxican, como los aditivos artificiales o las harinas refinadas.

Un tumor es un proceso biológico de defensa (como un “cubo de basura”) porque los mecanismos de expulsión no funcionan bien o están saturados. Pueden influir cuestiones como la alimentación, la contaminación, cuestiones emocionales, etc. En el cáncer de matriz las células cancerosas se encuentran en los tejidos del cuello uterino y el útero.

 

El tratamiento natural, paralelo al tratamiento médico, consistirá en eliminar toxinas y ayudar a los órganos eliminadores (hígado, riñones, intestinos), además de alcalinizar y oxigenar el organismo, ya que el tumor sólo vive en un terreno ácido.

 

Los tóxicos

El primer paso consiste en eliminar toxinas y patógenos (virus, parásitos, hongos, bacterias malas), ya que todo ello ensucia e intoxica nuestro cuerpo.

Este paso no es sencillo, ya que hay algunos patógenos que podemos tener desde hace mucho tiempo, se alimentan de toxinas, y son muy resistentes.

 

Es muy importante, antes de empezar, eliminar de nuestra dieta todo aquello que pueda intoxicarlo todavía más:

 

Aditivos artificiales (colorantes, conservantes)

Sacarina

Azúcar blanco

Glutamato monosódico (saborizador presente en sopas en polvo, comida asiática, precocinados, etc)

Grasas trans (margarina, bollería industrial, etc.)

Hay algunos alimentos y suplementos que, si los tomamos diariamente nos ayudarán muchísimo:

 

Semillas de calabaza (eliminadoras de parásitos).

Ajo (recomendamos realizar la Cura tibetana del ajo)

Extracto de semilla de pomelo

Alga Chlorella

Según el caso también podríamos tomar algún suplemento específico de herbolario.

 

La flora intestinal

Una vez realizada la limpieza, para ayudar a repoblar la flora intestinal en caso de haber sido dañada y también para elevar nuestras defensas podemos tomar flora intestinal, que conseguiremos en cualquier herbolario o dietética. Esto nos permitirá combatir mejor a cualquier patógeno.

 

Órganos eliminadores

Nuestro cuerpo tiende a limpiarse de manera natural y a eliminar todo aquello que no necesita o le daña, pero no siempre es posible dada la toxicidad de algunas sustancias o bien a un exceso de ellas. Podemos ayudarle a realizar sus funciones, además de vigilando de no introducir más toxinas, como hemos comentado en el primer punto, con el uso de algunas plantas medicinales. Las tomaremos en forma de infusiones (tres al día) o bien en extractos, consultando previamente con nuestro médico.

 

Para el hígado: cardo mariano, boldo, diente de león

Para el intestino: semillas de lino

Para los riñones: bardana, diente de león, cola de caballo.

Los pulmones requieren de aire limpio, ejercicio y una buena respiración para regenerarse.

Cataplasmas de arcilla

Para eliminar directamente toxinas de la zona del útero y de todo el vientre en general recomendamos realizar cataplasmas de arcilla y dejarlos durante toda la noche.

 

Para prepararlos mezclaremos arcilla con agua hasta que quede una pasta untuosa. La aplicaremos en la zona del vientre y lo cubriremos con un par de telas.

 

 

Por la mañana la arcilla se habrá secado, habrá extraído toxinas y humedad del vientre. Nos la quitaremos con agua tibia y podemos aplicarnos un poco de aceite de almendras para que no se reseque la piel.

 

Este cataplasma puede hacerlo cualquier persona, ya que es una manera excelente de mantener la salud y prevenir enfermedades, además de ayudar a un buen funcionamiento del intestino.

 

Nutrición

Además de estos remedios es importante nutrir a nuestras células para combatir el cáncer de matriz. A continuación proponemos algunos alimentos muy beneficiosos:

 

Naranja: si conseguimos naranjas orgánicas podemos usar su piel y rallarla en ensaladas, cremas, postres, etc.

Limón: podemos aliñar las comidas con un chorrito de jugo de limón

Pomelo

Col: la podemos rallar o picar y dejarla macerar unas horas con aceite, vinagre de manzana y sal marina

Brécol

Cúrcuma: añadir una cucharadita a los guisos, sopas, cremas, postres.

Mijo: este cereal es altamente alcalinizante y muy digestivo

Ajo crudo

Shiitake y reishi

Kuzu (regulador intestinal)

Suplementos

Además existen algunos suplementos naturales muy adecuados para combatir el cáncer de matriz:

 

Kalanchoe Daigremontiana, una planta también conocida como aranto o aulaga

Vitamina C

Enzimas proteolíticas: ayudan a que el cáncer no se extienda

Preparados de serpiente cascabel

Propóleo

Resveratrol

Alimentos a eliminar

Tan importante como consumir alimentos anticancerígenos es evitar todos aquellos que lo pueden empeorar. Estos son los siguientes:

 

Azúcares

Harinas refinadas (pan blanco, pasta blanca, arroz blanco)

Sal de mesa (mejor sal marina o del Himalaya)

Carne roja

Lácteos

Cacahuetes

loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *