Los oncólogos le instan a dejar de comer estos 8 alimentos que pueden aumentar su riesgo de cáncer

Según expertos médicos, el cáncer es un conjunto complejo de enfermedades, que puede ser el resultado de varios factores, tales como: genética, infecciones específicas, hábitos de vida pobres, como mala alimentación, inactividad física, tabaco y consumo de alcohol y exposición al medio ambiente. diversos tipos de productos químicos y radiación.

Estos factores han sido probados científicamente para aumentar el riesgo de cáncer.

 

El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer calcula que alrededor del 20% del total de los pacientes con cáncer en Estados Unidos está relacionado con el aumento de peso, la mala alimentación, la inactividad física y el consumo excesivo de alcohol.

 

Afortunadamente, se puede prevenir el cáncer, y el riesgo de esta enfermedad se reduce por:

 

Ejercicio regular

Mantener un peso corporal saludable

Evitar fumar

Una dieta rica en verduras y frutas orgánicas

Los siguientes 8 alimentos son extremadamente dañinos y pueden aumentar el riesgo de cáncer:

 

Alimentos azucarados refinados y artificiales

 

El consumo excesivo de alimentos ricos en azúcar refinado y edulcorantes artificiales de fructosa, como el jarabe de maíz alto en fructosa, causa el desarrollo de numerosos problemas de salud.

 

Estos alimentos aumentan los niveles de insulina y aumentan el crecimiento de las células cancerosas. La Sociedad Americana de Nutrición Clínica de la revista publicó un estudio en 2006 que demostró que los participantes que consumían mayores cantidades de alimentos azucarados tenían un mayor riesgo de cáncer de páncreas.

 

Por lo tanto, asegúrese de reemplazar estos alimentos con alternativas saludables y naturales como la stevia, miel cruda, jarabe de arce, melaza blackstrap o jaggery.

 

Harina blanca

 

Numerosos alimentos procesados ​​en estos días son altos en harina blanca refinada, que es rica en hidratos de carbono, que afectan negativamente a la salud, aumentar los niveles de azúcar en la sangre y aumentar el riesgo de cáncer.

 

Los estudios han demostrado que las mujeres que consumieron cantidades excesivas de carbohidratos tenían un mayor riesgo de cáncer de mama. Por lo tanto, sustituir la harina blanca refinada con alternativas más saludables como trigo integral, almendra, quinua o harina de cebada.

 

Alimentos ahumados y en vinagre

 

El consumo regular de alimentos en escabeche y ahumado pone en peligro la salud, ya que el proceso de ahumado de las carnes ahumadas deja numerosos ingredientes tóxicos en la carne, mientras que los alimentos en vinagre son altos en nitratos que se transforman en N-nitroso, un ingrediente que aumenta el riesgo de cáncer.

 

Además, estos alimentos son abundantes en conservantes que garantizan una vida útil más larga y conducen al daño celular y al desarrollo del cáncer. Por lo tanto, se recomienda evitarlos completamente.

 

Carne roja y procesada

 

Carnes procesadas como jamón, salchichas y tocino, son ricas en conservantes nocivos y sal. Los investigadores han encontrado que el consumo excesivo de carne procesada puede conducir al cáncer colorrectal.

 

La ingesta excesiva de carne roja aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer de próstata y colorrectal también. Por lo tanto, asegúrese de consumir sólo carne alimentada con pasto.

 

Salmón de cultivo

 

El salmón de cría y el salmón salvaje son dos tipos con grandes diferencias, ya que este último ofrece numerosos beneficios para la salud, mientras que el primero plantea graves riesgos para la salud.

 

El consumo de salmón cultivado podría, de hecho, causar cáncer.

 

Los investigadores han encontrado que el salmón cultivado contiene niveles significativamente más altos de químicos dañinos e ingredientes que promueven el cáncer, como mercurio, dioxinas, toxafeno, retardantes de llama y bifenilos policlorados.

 

Aceites hidrogenados

 

Los aceites hidrogenados se convierten en venenos cuando se procesan y fabrican. Estos aceites son en realidad extraídos químicamente de las verduras con el fin de preservar y prolongar la vida útil de los alimentos procesados.

 

Sin embargo, son ricos en grasas trans y ácidos grasos omega-6.

 

La pequeña cantidad de estos ácidos podría ser beneficiosa para la salud, pero las cantidades más altas afectan negativamente la estructura de la membrana y la flexibilidad de las células, lo que aumenta el riesgo de numerosos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de piel.

 

Las grasas trans, por otro lado, aumentan el riesgo de cáncer de mama, próstata y colorrectal. Por lo tanto, debe utilizar virgen extra de coco o aceite de oliva en su lugar.

 

Patatas fritas

 

Las papas fritas se producen a temperaturas extremadamente altas, lo que provoca la creación de acrilamida, un carcinógeno popular.

 

Según un estudio publicado por el Instituto Nacional del Cáncer, este ingrediente aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de ovario, mama, próstata y del tracto digestivo.

 

Patatas fritas también son ricos en calorías y grasas que aumentan la presión arterial y los niveles de colesterol y conducir a la obesidad.

 

Patatas fritas también son ricos en sabores artificiales y conservantes, así que asegúrese de evitarlos y reemplazarlos con los caseros preparados en aceite de oliva.

 

Por otra parte, usted debe definitivamente intentar el plátano cocido al horno o las virutas de la manzana también.

 

Palomitas de maíz

 

Las bolsas de palomitas de maíz de microondas contienen un producto químico extremadamente tóxico conocido como ácido perfluorooctanoico, que se ha encontrado para aumentar el riesgo de cáncer de riñón y vejiga y causar una disminución de la fertilidad en las mujeres.

 

Estos productos también son ricos en numerosos productos de OMG y conservantes, como el galato de propilo.

loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *