Remedios naturales para la faringitis

Para equilibrar la temperatura, podemos darnos un baño de pies con agua muy caliente. Al provocar fiebre en los pies bajará la inflamación de la zona superior

La faringitis es la inflamación de la mucosa que reviste la faringe. Generalmente viene acompañada de síntomas como deglución difícil, amígdalas inflamadas y fiebre.

 

Si la tratamos siempre con medicación convencional, a la larga, podría cronificarse y hacerse resistente a nuestros tratamientos.

 

Presentamos unos consejos naturales y sencillos, y remedios antiguos que nos permitirán curarla rápidamente y prevenirla si tenemos tendencia a padecerla.

 

Alimentación alcalina

La primera manera de tratar una inflamación debe ser con una alimentación alcalina, basada en:

 

Frutas frescas y de temporada (sobre todo, cítricos)

Verduras cocinadas, en purés y ensaladas

Legumbres (cocinadas con alga kombu)

Cereal integral (arroz, mijo, quinoa, etc.)

Frutos y frutas secas, crudos y sin sal

Semillas (sésamo, calabaza, girasol)

Ajo y cebolla

Además, esta alimentación también nos ayudará si tenemos estreñimiento, ya que este es uno de los factores que influye y empeora las inflamaciones.

Asimismo, podemos preparar infusiones para tomar y hacer gárgaras a lo largo del día con:

Jengibre: Crudo, confitado o en infusión.

Limón: Podemos utilizar limones orgánicos para así rallar su piel, que es muy medicinal.

Miel: Preferiblemente orgánica, ya que las otras suelen llevar aditivos artificiales.

Llantén: Rico en mucílagos, que suavizan la garganta.

Malva: También contiene mucílagos

Regaliz: Debemos evitarlo si tenemos hipertensión arterial.

Agrimonia: Una planta muy usada por los músicos para aclarar la voz.

Propóleo: Antibiótico natural.

Asimismo, evitaremos aquellos alimentos que tienden a acidificar:

 

Carnes, sobre todo las rojas

Leche y derivados lácteos

Azúcar blanco

Harinas refinadas

Cebolla cruda para los primeros síntomas

En el primer momento de irritación de la garganta, cuando empezamos a notar molestias pero todavía no tenemos mucosidad, podemos colocar una cebolla cruda cortada en la mesilla de noche y dejarla toda la noche.

 

Agua solarizada

El agua solarizada es un sorprendente remedio antiguo para desinflamar, muy efectivo en casos de faringitis.

 

Necesitamos una jarra o botella de cristal azul. La llenaremos de agua, la pondremos en un lugar exterior donde le dé directamente el sol durante, al menos, dos horas, y la tomaremos a lo largo del día, separada de las comidas.

Emplasto de mostaza

La mostaza es muy calorífica, y en este caso la podemos usar para sacar hacia fuera el exceso de calor de nuestra garganta.

 

Necesitaremos

Dos telas de lino

Una tela de lana

Semillas de lino

Semillas de mostaza roja

¿Cómo lo preparamos?

Molemos un tercio de semillas de lino por dos tercios de semillas de mostaza roja y las mezclamos con un poco de agua caliente en un bol hasta hacer una pasta.

Untamos la pasta en la tela de lino, en dos zonas, que cuando las coloquemos se corresponderán a los dos laterales del cuello.

Una vez colocado, se cubrirá con las otras dos telas, primero la de lino y después la de lana.

Cuando la persona note que empieza a reaccionar y sacar el calor se dejará solo un minuto, o incluso menos si molesta, ya que podría quemar la piel.

Baños de pies

Cuando tenemos una inflamación en la garganta a veces también tenemos los pies fríos. Una manera de equilibrar las temperaturas es provocar fiebre en los pies para bajar la inflamación de la zona superior.

 

Ingredientes

2 cucharadas de bicarbonato (20 g)

Agua (la necesaria)

Preparación

Pondremos un recipiente con agua bastante caliente, lo máximo que aguantemos, con dos cucharadas de bicarbonato sódico.

Meteremos los pies durante 20 o 30 minutos. Si se enfría añadiremos más agua caliente.

Después secaremos los pies y los abrigaremos bien.

Si solemos tener los pies muy fríos podríamos también masajearlos después con aceite de mostaza.

El bicarbonato sódico funciona también como alcalinizante, ya que llega al torrente sanguíneo a través de los poros de la piel de los pies.

Estiramiento de la lengua

Un ejercicio curioso de reflexología que nos permitirá desinflamar la garganta con gran rapidez consiste en agarrar la lengua (con un paño limpio) y estirarla suavemente hacia el exterior, moviéndola ligeramente en todas las direcciones.

Lo haremos durante unos segundos y repetiremos el ejercicio dos o tres veces. Aunque la sensación es extraña mientras lo hacemos, al acabar notaremos un mayor bienestar.

loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *