Remedios naturales para las cicatrices

 

El aloe vera hidrata y proporciona elasticidad mientras que el aceite de rosa mosqueta regenera la piel y es un gran cicatrizante.

Las cicatrices hay que empezar a tratarlas lo antes posible, no solo por una cuestión estética, sino también para que la piel se regenere completamente.

 

Podemos ayudar si incluimos en nuestra dieta alimentos ricos en vitaminas y minerales. Asimismo, también podemos preparar nosotros mismos un ungüento natural que aplicaremos diariamente hasta que desaparezca la citratriz.

 

La vitamina A

La vitamina A o beta-caroteno ayuda a conservar la piel en buen estado y favorece la cicatrización. Podemos consumir alimentos que la contengan.

 

Los reconoceremos porque la mayoría son de colores anaranjados, como:

 

Zanahoria

Calabaza

Boniato

Espinacas

Brécol

Albaricoque

Melón

La vitamina C

La Vitamina C tiene cuatro funciones sobre la piel: antioxidante, regenerante, hidratante y revitalizante. Es decir se convierte en una fuente de luminosidad para la piel.

 

Por todo ello ayuda en al proceso de cicatrización, ya que acelera la creación de nuevas células en la piel y el desprendimiento de células viejas.

 

Alimentos ricos en vitamina C:

 

Cítricos

Acerola

Frutos rojos

Pimiento rojo

Perejil

Kiwi

Brócoli

También podemos consumir suplementos de vitamina C. Los más naturales pueden estar elaborados con acerola en polvo, y son los que el organismo asimila mejor.

 

Silicio

Uno de los más importantes suplementos para el correcto funcionamiento de la función celular del organismo, y por tanto, de la piel, es el silicio.

 

Este es el primer mineral en el que pensamos para la salud de la piel, el cabello y las uñas. Muchas cremas reafirmantes lo incluyen entre sus ingredientes, ya que el silicio mejora notablemente la elasticidad de la piel.

 

Alimentos ricos en silicio:

 

Aguacate

Alfalfa

Arroz integral

Cola de caballo

Cebolla

Avena integral

Pepino

Puerros

Remolacha

Queso

También podemos tomar silicio líquido orgánico, un oligoelemento esencial, es decir, indispensable para la salud del ser humano que además es un auténtico elixir de belleza.

 

Recomendamos tomarlo en su manera orgánica para una mejor asimilación.

 

Ungüento natural

Prepararemos un ungüento natural con ingredientes cicatrizantes y regeneradores:

 

 

Aloe vera: Si tenemos la planta podemos extraer directamente la gelatina del interior. Si no, podemos comprar un gel de aloe natural.

Aceite de rosa mosqueta.

Aceite esencial de lavanda.

Vitamina E (la podemos conseguir en cápsulas, de venta en herbolarios y farmacias).

Cantidades necesarias

3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)

3 cucharadas de aceite de rosa mosqueta (45 g)

10 gotas de aceite de lavanda

10 gotas de vitamina E

Preparación

Mezclamos en un recipiente de cristal la misma cantidad de aloe vera y de aceite de rosa mosqueta y le añadiremos 10 gotas de aceite esencial de lavanda y de vitamina E (esta última funciona como conservante).

Lo removemos bien con un utensilio de madera. Para que se conserve mejor lo podemos guardar en el frigorífico.

Lo aplicaremos al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche.

Cicatrices dolorosas

Para cicatrices dolorosas recomendamos aplicar aceite de hipérico, que también podemos preparar nosotros mismos.

 

Pondremos a macerar flores de hipérico en aceite de oliva durante treinta días al aire libre. El aceite se pondrá de color rojizo.

Lo aplicaremos dos o tres veces al día sobre la cicatriz.

Además, este aceite también nos sirve para aliviar golpes y quemaduras.

También podemos tomar el remedio homeopático Hypericum 6CH, tres bolitas bajo la lengua tres veces al día, separadas de las comidas y de los sabores fuertes (dentífricos de menta, café, etc.)

 

Cicatrizaciones difíciles

Cuando la cicatrización o regeneración es difícil, podemos aplicar una crema de árnica, de venta en farmacias y herbolarios.

 

También tomar el remedio homeopático Arnica 6CH, del mismo modo que el anterior.

Miel y propóleo, dos remedios antiguos

Las abejas nos relagan dos soluciones naturales excelentes y económicas para regenerar la piel.

 

Miel

La miel es un alimento con muchísimas propiedades, entre las que destacan la humectante, antioxidante y antibiótica. Se utiliza mucho en mascarillas para la piel y también la podemos usar para tratar las cicatrices. Para ello aplicaremos diariamente miel orgánica durante, al menos, diez minutos, tres veces al día.

 

Propóleo

Ya en el Antiguo Egipto se usaba el propóleo por sus propiedades antisépticas y cicatrizantes, y para combatir muchas enfermedades de la piel. Y Aristóteles decía que el propóleo era “un remedio para infecciones de la piel, llagas y supuraciones”.

 

Si lo aplicamos diariamente sobre la cicatriz y lo tomamos de forma oral, este regenerará rápidamente la piel y las cicatrices serán cada vez más imperceptibles.

 

También podemos comprar en herbolarios una crema ya preparada de propóleo. No provocará la inflamación que suelen dar las cremas convencionales químicas.

loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *